Ir al contenido
Aug 16
Viajes Vanyou

Burgos en camper: Románico, naturaleza y western

Recreando el escenario de ‘El bueno, el feo y el malo’, románico burgalés y el desfiladero de Yecla y Sabinar del Arlanza.

Ideas Vanyou

Un fin de semana espectacular en el que combinamos naturaleza, paisaje, historia, arte y la visita a un lugar emblemático para los amantes del Western y en general, para todos los cinéfilos. ¡Nos vamos a Burgos!

Puntos clave
  • Distancia desde Madrid: 251 Km
  • Epoca ideal: Primavera, verano, otoño
  • Para dormir: Aparcamiento de autocaravanas de Santo Domingo de Silos

Salimos la noche del viernes desde Madrid por la A1 hasta Aranda de Duero nos desviamos en la salida 168 siguiendo las indicaciones a Gumiel Izán / Villanueva de Gumiel/ Caleruaga.  En la rotonda, tomamos la primera salida por la carretera BU-912, giramos a la izquierda por BU-910 y en la primera rotonda salir la primera salida para tomar la carretera BU-903. Llegamos al pueblo de Santo Domingo de Silos, muy famoso por el monasterio benedictino del mismo nombre.

Aparcamos en el aparcamiento de caravanas que hay en el pueblo, muy amplio y cómodo. La verdad es que estábamos prácticamente solos, quizás por la época del año ya que fuimos en marzo y aun hacía frío. Este aparcamiento tiene una ubicación perfecta ya que está a tan sólo 5 km del cementerio de Sad Hill y cerca de Yecla. Es gratuito, no tiene servicios, pero resultó ser un sitio muy tranquilo.

Lo primero que hicimos el sábado después de desayunar fue ir a visitar el cementerio de Sad Hill a una distancia de 5 km por el camino a Contreras. Es una caminata muy fácil y en poco más de una hora ya estábamos en ese lugar tan emblemático donde se filmó el final de la famosa película “El Bueno, el Feo y el Malo”.

Este famoso Western de Sergio Leone fue rodado en 1966, protagonizado por Clint Eastwood, Eli Wallach y Lee Van Cleef y con la conocida música de Ennio Morricone. Se trata de una película de culto que ha conseguido atraer a este lugar a miles de aficionados y curiosos. El cementerio es un lugar enigmático y peculiar, situado en un entorno único y espectacular. No es muy conocido el rodaje de estas películas en la provincia de Burgos, siempre se cree que los Spagetti Wersterns se han rodado en Almería.

"El Bueno, el Feo y el Malo" se rodó en cuatro escenarios de la provincia de Burgos en el verano de 1966, Aún quedan algunas personas que participaron como figurantes en la película y es muy emotivo escuchar sus recuerdos. Los interiores del Monasterio de San Pedro de Arlanza se transformaron en un improvisado hospital llamado Misión de San Antonio. En Carazo se levantó el fuerte unionista de Betterville. El río Arlanza se convirtió en el Río Grande para dar vida a la batalla entre unionistas y confederados y como colofón, el duelo final entre los tres personajes protagonistas tiene lugar en el Cementerio de Sad Hill, verdadero icono de la película, un valle que se encuentra entre Silos y Contreras en el pueblo de Santo Domingo de Silos.

El bueno el feo y el malo

Fue el Ejército Español quién, en 1966, construyó el decorado del enorme cementerio con más de 5.000 tumbas en el Valle de Mirandilla para la escena final de la película. El lugar quedó completamente abandonado tras el rodaje, olvidado completamente durante 49 años. La vegetación cubrió cada tumba, desaparecieron las cruces, el tiempo se detuvo, hasta que la Asociación Cultural Sad Hill en el año 2016 reivindicó el atractivo cultural de estos parajes que ya en su día inspiraron a Sergio Leone para el rodaje de la película. A punto estuvo Clint Eastwood de acudir en el 50 aniversario de su rodaje, pero al final, no pudo ser. Hubiera sido un gran logro para esta asociación que está recuperando un lugar mítico y hace que la ya interesante visita a estas tierras burgalesas sea más completa.

Sad Hill

Volvimos para la hora de comer a Santo Domingo de Silos y comimos en el Meson Casa de Guzman un plato combinado con productos de la zona, buen vino de ribera y una cuajada de postre. Riquísimo, ya habíamos cogido fuerzas para ir a visitar el Monasterio de Santo Domingo de Silos. 

El Monasterio de Santo Domingo de Silos es una abadía benedictina que se encuentra al este del valle de Tapadillo perteneciente al municipio de Santo Domingo de Silos, en la provincia de Burgos. En la actualidad es un Monasterio activo, es decir que hay monjes residentes y también acoge huéspedes masculinos que deseen pasar unas jornadas de retiro espiritual. Es de especial belleza y notoriedad su claustro que es muy interesante desde el punto de vista arquitectónico y artístico. Todos los días hay Misas en canto gregoriano y además otros oficios litúrgicos como maitines laúdes y vísperas.

Santo Domingo de Silos

 Al día siguiente fuimos a ver El Desfiladero de Yecla, este paraje es una profunda y estrecha garganta excavada en los espesos bancos de calizas que caracterizan el relieve de las Peñas de Cervera.. Es un paseo de 500m por un espacio muy especial y difícil de olvidar. Se puede organizar una ruta de 5km para llegar a este paraje tan espectacular. Se accede por unas escaleras desde la carretera. Ruta del desfiladero de la Yecla

Desfiladero Yecla

"Desfiladero Yecla-15" by Miquel de la Mel is marked with CC0 1.0

Muy cerca de Yecla podemos encontrar uno de los mayores sabinares del planeta, con árboles de más de dos mil años de vida. La sabina albar o Juniperus Thurifera, que significa “productora de incienso”, es una especie prehistórica. Además de sabinas, podemos encontrar rebollos, encinas y quejigos.

Para los amantes de las aves, es un lugar donde podemos avistar el águila perdicera, el halcón peregrino, el gavilán, azor y alimoche. Todo un referente ornitológico.

Para finalizar el viaje fuimos a visitar Covarrubias y para conocer el pueblo qué mejor que ir a tomar unas tapas y dejarnos llevar. Covarrubias es un pueblo de unos 500 habitantes, con una animada vida cultural. Muchos artistas han decidido ir a vivir en este pueblo tan pintoresco y se nota cierto ambiente bohemio. Está considerado uno de los pueblos más bonitos de España, bañado por el río Arlanza y su estructura medieval bien conservada hacen que la visita sea imprescindible.

Por último, hay que recordar que a mediados de julio se celebra el Encuentro Medieval y Fiesta de la Cereza. En esos días, Covarrubias regresa durante unos días al Medievo. Las calles y todos sus habitantes se engalanan para acoger el mercado medieval al que acuden artesanos de todo el país y donde se venden las famosas cerezas de la villa. Mas de 15000 personas acuden cada año a esta cita medieval.

Prueba la experiencia Vanyou

Diferente/Divertido/Inolvidable